Celebran “CLVI de la Batalla de Puebla” en la H. Camargo

Camargo
Herramientas
Tipografias

En la víspera de la celebración del CLVI Aniversario de la Batalla de Puebla, autoridades civiles y educativas a través de la junta municipal de mejoramiento moral cívico y material en coordinación con el Jardín de Niños Gabilondo Soler llevaron a cabo este viernes una concentración en la explanada de la plaza principal Miguel Hidalgo.

En la víspera de la celebración del CLVI Aniversario de la Batalla de Puebla, autoridades civiles y educativas a través de la junta municipal de mejoramiento moral cívico y material en coordinación con el Jardín de Niños Gabilondo Soler llevaron a cabo este viernes una concentración en la explanada de la plaza principal Miguel Hidalgo.

Correspondió a la directora del Jardín de Niños Norma Edith Rivera de López dar lectura al discurso oficial y resaltar los hechos de aquel 5 de mayo de 1862 cuando el general Ignacio Zaragoza defendió con las armas en la mano y la dignidad en el corazón, la soberanía de un pueblo que soñaba con tener su propia patria, su propia lengua, su propia Historia.

Hoy celebramos con orgullo la fecha heroica en que las armas mexicanas se cubrieron de gloria, al vencer al ejército invasor francés, en aquella famosa Batalla de Puebla, y donde la dignidad y la independencia de un pueblo se defendió con el corazón en la mano, este triunfo representa para los mexicanos ese espíritu indomable de lucha y ese amor a la libertad.

A 156 años de aquella épica Batalla, los camarguenses hacemos un público nuestro reconocimiento a quienes ofrendaron su vida, defendiendo la soberanía de la nación y la independencia de los mexicanos, ratificamos nuestro profundo amor a México, nuestro deseo inquebrantable de construir una nación en donde todos nos demos la oportunidad de construir un Camargo más fuerte.

Finalmente Norma Edith Rivera de López dijo que las mejores armas que la educación brinda son las del respeto al derecho ajeno y las de la tolerancia para con nuestros semejantes, siendo este el mejor legado histórico que el comandante supremo de las fuerzas armadas Benito Juárez y el general Ignacio Zaragoza nos dejaron para buscar el bien como nación.